miércoles, 29 de enero de 2014

Cómo hacer ñoquis de ricota

Comer ñoquis caseros es una auténtica dicha.
Pero se tarda un rato en prepararlos: hay que pelar las papas, preparar el puré, etc., y todo esto, no solamente lleva  tiempo, sino que ensucia unos cuantos tachos y tachitos.
Para todo, siempre hay alternativas. Por supuesto, descartamos los "polvitos" prefabricados, porque hemos decidido hacer nuestros auténticos ñoquis caseros.
La propuesta para acelerar la cuestión de preparar nuestros ñoquis consiste en hacerlos de ricota en lugar de papa.
Quedan realmente muy buenos, y difícilmente alguien de la familia se queje por la variante.

Vamos a necesitar los siguientes ingredientes:

250 gramos de ricota
2 huevos
200 gramos de harina del tipo 0000 (y después un poco más para ayudar en el amasado y armado)
5 cucharadas de queso rallado
1 poquito de nuez moscada
algo de perejil picado (opcional)
sal y pimienta a gusto

Prepararemos los ñoquis de la siguiente manera:

Ponemos los ingredientes todos juntos en un recipiente y los mezclamos haciendo una masa que no se pegue en las manos. Si queda muy pegagosa, se agrega un poco más de harina. La cantidad precisa de harina es difícil de decir porque depende de la consistencia de la ricota y del tamaño de los huevos.
Una vez armada la masa, es buena idea dejarla descansar unos 20 minutos, aunque no es imprescindible.

Lo siguiente es armar los ñoquis. Se forman tiritas o rollitos  con partes de la masa  y se cortan en trocitos formando los ñoquis.

Luego a hervir en mucha agua con sal. Una vez que empiezan a flotar, unos minutitos más de cocción y ya están listos.

A colar y a servir.

Se pueden acompañar con una rápida salsa de tomate, o simplemente  con crema y queso.

Quedan como para chuparse los dedos.

A no olvidar colocar algo de dinero debajo del plato. Quién sabe... en una de ésas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario